2009: ¿mejor, peor o más de lo mismo?

mexico-2009Por lo general cada inicio de año trae nuevos bríos, propósitos y sobre todo optimismo.  Pasada la rosca de reyes, muchos empezarán la dieta, se inscribirán o regresarán al gimnasio (aquí me incluyo) o de plano sacarán del closet el abs-tonner que compraron en enero del año pasado.  Por supuesto no faltarán quienes piensen que este año se ganan el Melate o la Lotería.  Ya de plano al final están los que creen que este año las Chivas salen campeones (para qué engañarnos si todos sabemos que este año es el año del América).

Todo empieza soñando, y espero que este sea un excelente año para todos ustedes.  Sin embargo, en lo colectivo no creo que el 2009 vaya a ser un buen año para México.

Por un lado el panorama económico no puede ser más desalentador.  Mientras más avanza la crisis económica mundial, menores son los pronósticos de crecimiento económico para México, los cuales ahora fluctúan entre un 0.5 y 1.8 por ciento respecto al año pasado.   Por supuesto, nada ayuda que el ingreso del país siga dependiendo altamente de los ciclos económicos de Estados Unidos, así como de los ingresos petroleros y el envío de remesas desde el otro lado de la frontera norte.   Y aunque en definitiva México está mejor preparado para afrontar la crisis en materia de estabilidad macroeconómica, aún estamos muy lejos de  de alcanzar el potencial de crecimiento que otras economías en desarrollo han alcanzado.

Políticamente, la mitad de este año estará marcado por las elecciones federales intermedias.  De los últimos años, podemos inferir que las elecciones serán el pretexto perfecto para no debatir temas fundamentales pero sensibles para los partidos, por el supuesto “costo político” que les ocasiona tomar decisiones difíciles pero necesarias (para mí el verdadero costo es seguirlos manteniendo sin ninguna rendición de cuentas).  Y hablando de costos, veamos que tan caras salen estas elecciones -especialmente las campañas- y cuánto dinero va a parar al principal ganador de cada tres años: las televisoras.  Cerrando el tema de los costo, me parece que el peor será chutarnos una vez más campañas sin propuestas serias para solucionar problemas como la pobreza, la inseguridad, o la falta de empleo.

En el ámbito social, el problema de la inseguridad seguirá sacando callos, y desafortunadamente continuará siendo la imagen que México proyecte al extranjero.  Como he dicho anteriormente, las soluciones no se limitan a combatir el narcotráfico y la delicuencia, o a eliminar la corrupción y hacer más eficientes a los cuerpos policiacos y militares.  El problema tiene también raíces profundas en los temas de desarrollo, pobreza, desigualdad social, y efectividad del estado-vacío de poder (sobre el cual bloguearé pronto).  Así es que va para largo.

Finalmente, me parece curioso que una encuesta de El Universal muestra que 27 por ciento piensa que ningún acontecimiento nacional en especial benefició nuestras vidas durante el 2008.  Cabe mencionar que a esta respuesta le siguieron los programas sociales, el combate al narcotráfico, la reforma energética y el Teletón, con 3, 3, 2 y 2 por ciento, respectivamente.  Comparando estos datos con los acontecimientos que perjudicaron nuestras vidas (crisis económica, inseguridad…), queda claro que hay mucho por hacer.

A pesar todo lo anterior, no dejo de desear que este sea un buen año para México en todos los ámbitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: