Obamanía en México: forma es fondo

obamaniaHaré un paréntesis antes de seguir platicando sobre el interesante viaje a  Bután.  Por un momento bloguearé acerca de un tema no tan divertido como es la relación de Estados Unidos con México y el resto de Latinoamérica, después de la visita de Barack Hussein Obama a México y la 5a Cumbre de las Américas celebrada en Trinidad y Tobago.

La Obamanía que arrasó con todo en Europa y Medio Oriente aplicó la misma dosis al pasar por México y la isla caribeña.   La popularidad y esperanza que genera Obama en donde se para va más allá de lo normal y creíble.  Sin embargo, como he dicho en ocasiones anteriores -y a pesar de la euforia y entusiasmo-, coincido con aquellos que mantienen una postura moderada y realista sobre el verdadero cambio que Obama puede traer a la relación de su país con México y el resto del continente.

Empezaré por aceptar que es alentador escuchar un cambio en el discurso oficial estadounidense, al menos acerca de la problemática del narcotráfico en México.  Tal y como Hillary Clinton declaró en su visita a nuestro país, y después Obama reiteró, el consumo de drogas en Estados Unidos y el abasto de armas desde la frontera norte -además de muchos otros problemas en México- son también parte importante que completan el rompecabezas.  En el mismo tono, las declaraciones recientes sobre un descongelamiento de las relaciones con Cuba parecen ser inéditas.

Sin embargo, tanto espíritu de cooperación y amistad esparcidos por todo el mundo no necesariamente significan un cambio diametral.   Los mexicanos bien sabemos que “en política la forma es fondo“, como atinamente dijo Jesús Reyes Heroles.  Dicho de otro modo: lo que se dice y cómo se dice está por encima de lo que se hace.

¿De dónde viene el cambio de forma que ofrece Obama?  Después de ocho años de gobierno de George W. Bush, la popularidad de los Estados Unidos en el extanjero no podía estar peor, y Obama está dispuesto -u obligado- a darle vuelta a la tortilla y renovar la imagen y liderazgo de su país en el mundo.  A eso tenemos que agregar la coyuntura de la crisis económica global.  Estados Unidos no es bien visto por muchos ojos en el mundo, después de los malos manejos del sistema financiero e hipotecario -catalizadores de la actual crisis económica global- y la irresponsable política fiscal y monetaria de los últimos años.

Todo en conjunto ha reducido signicativamente la capacidad de maniobra y capital político mundial de nuestros amigos estadounidenses.  Endeudados, en crisis y con una política monetaria amputada, momentariamente le han quedado menos puertas abiertas al país vecino, como las de la cooperación y relaciones ganar-ganar con el resto del mundo. Muesta de ésto es el editorial que publicó Obama antes de viajar a la región, en el cual habla sobre una nueva época de cooperación pero siempre bajo el contexto de la actual crisis económica y la seguridad nacional estadounidense.

A pesar del cambio en la forma con Latinoamérica, es muy probable que muchas de las promesas se queden sólo en eso (tal y como reflejan las primeras planas de ayer en La Jornada, El Universal o El Semanario).   Recomiendo que también lean el blog de mi ex-colega y amigo Dani Kaufmann, quien menciona algunos temas ausentes durante la visita regional  (aquí en inglés, aquí más breve en español, y aquí otro más reciente en español).  Igual recomiendo lo último de Andrés Oppenheimer.

Los intereses del norte prevalecerán cuando llegue el momento de entrarle a los detalles y decisiones difíciles; o la atención será desviada cuando otros temas más importantes entren en la agenda de Washington.  Aunque nada es imposible, y para muestra recordemos cómo Bill Clinton se echó a la espalda la defensa del TLCAN y el préstamo multimillonario a México después de la crisis del ´94, las ventanas de oportunidad son .  De haber un compromiso verdadero, las batallas debarán ser estratégicamente seleccionadas.

Espero equivocarme. A final de cuentas -como lo platico con muchos de mis amigos estadounidense-, mantengo la esperanza de que algún día la relación de México y la región con Estados Unidos se dé bajo un entorno de respeto y verdadera cooperación estratégica y no bajo un tono primordialmente unilateral.  Norte y Sur tienen mucho que aprender de sí mismos.  Como dice el galardonado caricaturista mexicano, Naranjo, estamos “en el mismo barco”.  Sin embargo, mientras para la mayoría en Estados Unidos América siga significando un país y no un continente , no podremos afirmar que el cambio en la postura del vecino del norte es realmente de fondo sino de forma.

  1. Qué tal Alfredo,

    Me pareció un artículo interesante.

    Creo que EE.UU. está buscando recobrar efectivamente la confianza con el resto del mundo. Y un primer paso es precisamente afirmar la intención de hacerlo–diametralmente opuesto a la actitud “bushiana”, cuya ideología aplastó a la pragmática política.

    Ahora bien, comento esto porque soy de los que piensa que la administración de Obama fortalecerá los lazos con México y en general con América Latina (acaso con otros países más “duros” que los latinoamericanos). Y ciertamente no se sabe aún si las formas alcanzarán los fondos, por decirlo de alguna manera.

    Por otra parte, no hay que perder de vista que detrás de las declaraciones de Obama se encuentra todo un equipo que sabe que la dirección de la política exterior de EE.UU. debe cambiar. Que el discurso mismo debe ser más abierto, y que los consensos son una condición necesaria para que el quehacer político sea efectivo.

    En este contexto, me parece que Obama ha dado un paso enorme, a pesar de la cargada conservadora que apunta sus cañones hacia la administración toda. Me parece que ese ha sido el mejor primer paso que pudo haber dado. Claro, “del dicho al hecho hay mucho trecho”, pero los consensos políticos se inician con declaraciones de buena voluntad, y por ese motivo me parece que Obama y su equipo tendrán más de una oportunidad para afianzar lazos y limar diferencias. Esto es el arte de hacer política, y considero que el primer paso ha sido dado correctamente; y ya veremos como dan los siguientes.

    Saludos.

    Me gusta

  2. Concuerdo en muchas cosas, sobre todo en que no necesariamente todo lo que diga Mr. Obama se traducirá en acciones contundentes y precisas sobre los temas que se pronuncia, aunque si realmente es su “intención” empezar a cambiar muchas cosas pues es positivo aunque no necesariamente alentador. Tienes razón en decir que ojalá y la relación entre su país y el nuestro (México) deje de ser una unilateral o unidireccional (porque solo USA da las directrices y más claro las órdenes), pero recordemos que toda esta gira digna de verdaderos rockstars por todas las plazas posibles y todas “sold out”, indica que tiene una agenda complicadísima en donde México no es necesariamente la prioridad, salvo por temas eminentemente lesivos para su nación como la desmesurada violencia y criminalidad narcofinanciada. Ojalá que no quede solamente en buena voluntad, como todo o la mayoría de cosas en política.

    PD. Otra derrota para las águilas, aunque salvo tu mejor opinión fue un “clásico” aburrido y mediocre partido…

    Me gusta

  3. Una cosa si les digo, Obama tendrá muhcas ganas de cambiar en su gobierno como el de quitar poco a poco el embargo a Cuba y trabajar más en coordinacción con los países de Latinoamérica, pero a final de cuentas no es él quien tomará las desiciones al final de cuentas sino los Senadores que votarán a favor o en contra de las iniciativas que se presenten.

    Me gusta

  4. De vuelta…el que no escriba no quiere decir que no lea. Espero sea verdad también para Mr. Obama. Espero que el hecho de que escuche (como en la cumbre) no quiera decir que no hará nada. Las conversaciones con mis amigos gringos (para fácil y rápida indentificación) siempre llevan al mismo punto; un país propotente y otro que solo se menosprecia. Una realidad que está distante de lo que ellos y en este caso yó quisieramos tener; una relación abierta, constante y primordial para ambos. El entendimiento por parte de los dos países de que tenemos una relación simbiótica, nos necesitamos unos a otros, no por nada el Gobernator puso el grito en el cielo ante los arancéles a varias decenas de productos. Imagínate, si el lo entiende como otros no lo ven. Estos amigos generalmente se sorprenden de porque nosotros no exigimos más y ellos como país no buscan una mayor cercanía.

    Al final del día, americanos (EUA) y norteamericanos (Mex) debemos entender que juntos podemos hacer más cosas que separados, ellos deben de ver que tienen más en común con nosotros que con los británicos o los chinos, nosotros ver que tenemos más en común con los gringos que con los españoles y varios paises latino.

    Ambas naciones debemos de entender las escalas del poder y aceptarlas; es obvio que la reción debe de ser ganar – GANAR, pero no esperemos que el GANAR sea para méxico y que el ganar sea para ellos, las relaciones de poder en este mundo son claras y mientras más rápido las entendamos, mejro librados saldremos. El que ellos GANEN no necesariamente es un abuso y el que nosotros ganemos no necesariamente es dejarnos.

    Pongamos el ejemplo del TLC donde desde su creación varios “intelectuales” y “pólíticos” mexicanos han argumentado no vale la pena y que es un contrato de esclavitud o abuso permanente. Solo es necesario ver la balanza comerciald e nuestro país antes y después del TLC y la respuesta será obvia. Es un éxito. Que podría ser mejor, que las condiciones son más favorables pra ellos; cierto. Podría ser mejor; claro como todo y para eso hay que buscar renegociar algunos puntos con nuestros socios pero siempre con un argumento sólido, conviencete y que también deje algo a la sociedad que se formó. Las condiciones son más favorables para ellos; claro, vuelvo a la parte de entender las relaciones de poder.

    Tal véz sea que mis mejores amigos gringos los conocí en la esucela de negocios en BCN y por ende son diferentes a la gente de oklahoma, nebraska u oregon, pero discutir con ellos siempre nos lleva a la misma conclusión; como es posible que no nos demos cuenta de cuento nos necesitamos mutuamente como naciones; económicamente, socialmente, culturalmente y como bloque hacia instituciones supranacionales como la unión europea.

    Obama presneta una cara…EUA necesta una cara nueva, espero vengan acompañadas de acciones reales. De comprensión e intenciones reales que resulten en acciones conjuntas. Al menos aceptar publicamente que ellos como país tienen un rol fundamental en el tema narcotráfico (consumo y procura de armas) es algo nuevo…

    Me gusta

  5. Hasta ahora, la magia de Obama no ha sido el generar infinidad de expectativas en muchas direcciones… sino el navegar entre ellas, evitando el momento de decisión, el momento de revelar su verdadero talante. Pero ya está llegando al final de la línea. Hay un grupo de “hardcore Republicans” liderado por Rush Limbaugh que le ha declarado la guerra desde el primer día de gobierno. Hay otro grupo de fans que lo acompañarán incondicionalmente. Pero en medio hay muchísima gente, de izquierda, centro y centro-derecha que votaron por él pero están ansiosos por ver cómo resuelve Obama la encrucijada que enfrenta:
    – El rescate de los bancos
    – El colapso de GM y Chrysler
    – El colosal déficit público y el consiguiente endeudamiento a niveles récord.
    – La guerra en Afganistán
    – La reforma del sistema de salud
    – La reforma al sistema migratorio

    No va a haber un “cambio”, es un presidente muy distinto a Bush pero esto es “business as usual”: los cliques de Washington siguen ahí, y Obama no va a mover los hilos para pelearse con los insiders. Para muestra un botón, no va a juzgar a los empleados de la CIA que torturaron a sospechosos de terrorismo en cárceles clandestinas y en Guantánamo.

    Yo me conformo con que funcione su jodido rescate bancario y el stimulus package para que yo tenga trabajo para cuando me gradúe el próximo año. Si logra reactivar la economía para el 2010, merecerá las palmas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: