Panini y las barajitas del mundial

La euforia del mundial está a punto de estallar con el arranque del México vs. Sudáfrica. Sin embargo, durante las últimas semanas ha habido algo que nos mantiene ocupados a algunos de los que disfrutamos del fútbol y la Copa del Mundo.  Este “algo” es: llenar el albúm del mundial.

Cada cuatro años, la compra e intercambio de las estampitas, cromos, láminas o barajitas -como se les conoce en el bello Veracruz-, se convierte en la pasión de niños y adultos -y en la debacle económica de quienes osan financiar este hobby hasta sus últimas consecuencias.

Aún recuerdo el primer álbum que llené con mis hermanos durante el mundial de México ’86, en donde aparecían los porteros mexicanos, Pablo Larios Iwasaki, “el arquero de la selva“, y Olaf Heredia con su singular melena.  Continué por mi cuenta la tradición con el álbum de Italia ’90 y, después de un largo break, la retomé con el último mundial de Alemania 2006.

Por estar en DC, pensé que mi corta racha sería interrumpida de nuevo.  Sin embargo, la presencia mundial de Panini y la audacia de mi esposa me adentraron nuevamente al llenado del álbum mundialista.  Para sorpresa mía, no estaba sólo en esta empresa.

A pesar de que en Estados Unidos el interés por el fútbol es menor, relativo a lo que sucede en otros países, no faltaron las tienditas latinas en donde hemos conseguido los sobrecitos con ocho barajitas por un dólar.  Incluso, algunos amigos mexicanos recurrieron a sus fuentes conocidas y tradicionales, y desde el mismísimo México se hicieron del álbum y una buena dotación de sobres.

Como con todo álbum, la parte interesante del llenado es el intercambio de repetidas con los amigos.  De niño, recuerdo la cantaleta del “ya, ya, ya, ya, ya, nooooo!” mientras cambiabas estampitas en la escuela.  En esta ocasión, a falta de un grupo numeroso de coleccionistas, el trueque de cromos ha tenido que trascender ciudades por momentos.

En fin, ya estoy en la recta final, justo cuando menos reditúa seguir comprando sobres.  Sólo me faltan como 25, así que si están llenando el álbum, avísenme e intercambiamos.  Si no, anímense a empezar pues aún están a tiempo.

Me despido.  Ya espero que sea viernes por la mañana para ver a los tricolores debutando en su uniforme negro.  Que haya suerte, y que VIVA MÉXICO!!!

  1. Pingback: Entre la escandalopolítica y la transa impune « México desde Aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: